Cómo decir lo que siento sin lastimar a mi pareja

A veces dentro de las relaciones de pareja, sobre todo cuando los dos miembros de la pareja no tienen suficiente confianza para hablar de manera sincera y abierta, resulta extremadamente difícil comunicar lo que se siente, por miedo de lastimar al cónyuge, o por temor a que el no entienda lo que estas queriendo comunicar o sea malinterpretado.

Si tú te sientes en esta encrucijada en la que te sientes inconforme o incomoda en algún aspecto de tu relación y no sabes cómo decir lo que sientes sin lastimar a tu pareja, te invito a seguir los siguientes tips que te sugiero para resolver este conflicto interno que puede estar alejándote de disfrutar al máximo de tu pareja y de tu relación.

VER EL ARTÍCULO EN VIDEO AQUI:

 

Tip #1.  Elige la sinceridad y la honestidad, en lugar de inventar mentiras piadosas para proteger a tu pareja:  Sobre todo cuando las relaciones se encuentran en sus inicios es muy probable que los miembros de la misma quieran dar una buena impresión ante sus parejas y eligen dejar pasar varias cosas que les desagradan, pueden ser pequeños detalles que si no se hablan desde el principio, pueden llegar a convertirse en un problema de mayores proporciones.  Sin embargo la necesidad de agradar a la pareja hace que muchas personas comiencen a aceptar cosas que en otras condiciones nunca aceptarían, y no dicen lo que piensan o sienten por miedo a lastimar a la pareja o a que su opinión sea malinterpretada y esto conlleva a que los dos miembros estén viviendo un engaño por mucho tiempo, que podría solucionarse con elegir la honestidad y ser cariñosamente sincero proponiéndole a la pareja alguna opción o solución para el asunto en cuestión.  De esa manera se podría evitar mucho tiempo de desgaste, molestia e insatisfacción innecesaria.

Tip #2.  No utilices la brutalidad para decir lo que sientes, piensa como te gustaría que te tratará tu pareja si estuviera en tu lugar:  Cuando hablo de elegir la sinceridad me refiero a decir las cosas en lugar de callar y soportar como si esto fuera un sacrificio.  Aunque tampoco se trata de ser brutalmente sincero y escupir una crítica negativa dolorosa que evidentemente pueda lastimar a la pareja y dañar la relación.  En lugar de ello, te sugiero que pienses como te gustaría ser tratado, de qué manera te gustaría que tu pareja te dijera las cosas que le desagradan de ti para que tu desearas hacer un cambio en honor a la suavidad, el amor y el respeto que te tuvo al comunicar sus sentimientos.

Una vez que tengas en mente de qué manera sería, entonces piensa como puedes decírselo de manera que causes una reacción tranquila, e incluso agradecida por la confianza que tienes de externar tus sentimientos.

Tip #3.  Abre tu corazón a tu pareja y dile cuanto te preocupan sus sentimientos y el bienestar de tu relación:  Si te preocupa demasiado el no saber cómo decirle a tu pareja las cosas que te están causando incomodidad porque temes que él o ella reaccione de una manera negativa, o porque crees conocerlo tan bien que no te atreves a hablar acerca de ello y continuas viviendo una vida en la que no puedes disfrutar al máximo de tu relación.  Te invito a que le abras el corazón y le digas la manera en que te estas sintiendo y el temor que sientes de que lo que tienes que decir pueda no ser interpretado  de una forma en la que ambos puedan encontrar una solución para el asunto.

Coméntale acerca del resultado que te gustaría obtener después de esa conversación, lo que en realidad deseas experimentar una vez que hablen del asunto y  se especificó en el tema que deseas tocar, es decir no generalices, no culpes, ni responsabilices a tu pareja de lo que estas sintiendo, déjale claro que lo que le vas a decir es parte de lo que tu sientes acerca de determinado asunto, y que te gustaría que te ayudara a resolverlo para poder disfrutar más intensamente la relación que ya tienen.

Tip #4.  Llega a un acuerdo con tu pareja para abrir el dialogo maduro mutuo basado en la confianza y el amor siempre:  punto importante en una relación, estar abierto al dialogo con madurez por parte de los dos cónyuges.

No tiene sentido un dialogo en el que nadie se responsabiliza de su parte y prefiere responsabilizar a su pareja de lo mal que se siente.  En importante entonces llegar a un acuerdo con tu pareja en el que los dos se comprometan a dialogar acerca de lo que les desagrada, les incomoda o les causa insatisfacción dentro de la relación con el fin de lograr resolver esos asuntos y no permitir que esos asuntos los colmen y se conviertan en el punto de ruptura de una sólida relación.

Pueden elegir hacer un plan en el que van a tener las reglas para hablar de esos temas difíciles, pautas de como intervenir y que palabras se pueden o no usar dentro de este dialogo.  Siempre con la mente enfocada en que el dialogo que tendrán se basara en el amor y en la confianza que los dos se tienen, por lo tanto tendrán la apertura para escuchar lo que el otro tiene que decir por difícil que parezca y entre los dos llegar a una solución que les beneficie ampliamente.

Cómo desarrollar la paciencia y tolerancia en tu relación amorosa

 

 corazonPaso #1.  Identifica lo que te impacienta y te causa mayor intolerancia hacia tu pareja:  Una de las actitudes que más mal le hacen a una relación de pareja es el dejas dominar por la impaciencia y la intolerancia y lo peor es que muchas veces el miembro de la pareja que es presa de estas emociones no se da cuenta que es en realidad lo que le está causando la impaciencia y suele hacer generalizaciones con respecto hacia su pareja.

De aquí la importancia de identificar en realidad que es lo que está haciendo que te sientas impaciente e intolerante hacia ciertas actitudes de tu pareja.  Una vez hayas identificado en asunto entonces podrás manejarlo más fácilmente.

Paso #2.  Reconoce que estas reaccionando tomando en cuenta únicamente tu forma de percibir las cosas:  Cuando nos impacientamos y actuamos de manera poco tolerante con nuestro cónyuge, es común que te dejes llevar por las emociones del momento y reacciones de maneras exageradas ante cosas que para la otra persona pueden ser vistas como pequeñeces.  Esto sucede debido a que cada uno tiene su propia manera de percibir el mundo en el que vive y todo lo que sucede a su alrededor.  Si te haces consciente de que tu reacción no está definida en si por el comportamiento de tu pareja sino más bien por la manera en que tu percibes dicho comportamiento y lo clasificas de acuerdo a un standard de “ESTA BIEN”  O “ESTA MAL”, notarás que tu forma de ver las cosas, pensar y sentir no tiene porque ser exactamente igual a la de tu pareja, y al entender eso, podrás comenzar a abrir tu mente un poco más para poder llegar a acuerdos con tu pareja que permitan que ambos estén satisfechos con respecto a determinados asuntos, entendiendo que cada uno tendrá un determinado punto de vista, y que la tarea radica en logra encontrar un punto de equilibrio entre sus diferencias para tener la capacidad de apertura mental y emocional que beneficie a la relación.

Paso #3.  Ponte en sus zapatos e intenta entender porque piensa, siente y actúa de esa manera:  Intentar cambiar a tu pareja para que vea las cosas desde el mismo ángulo en el que tú las ves no tiene ningún sentido, esto implica ser demasiado egoísta y no reconocer que el amor en una relación logra entender las diferencias y llegar a un equilibrio entre ambos.  Elige en lugar es eso ponerte en los zapatos de tu pareja, intenta ver el mundo desde su óptica por unos instantes, no para estar de acuerdo con él, sino por el simple hecho de intentar entender lo que hay en su cabeza.  Cuando dejas de ser tú, y te pones a la tarea de ser él o ella por unos instantes y de intentar vivir unos minutos en su propia piel, logras entender mucho de lo que piensa, siente y cómo se comporta, este ejercicio no intenta que busques justificaciones a sus conductas, simplemente es un ejercicio que te permitirá acercarte más a tu pareja, conocerlo mejor y aprender a tener más tolerancia, y paciencia con tu pareja una vez que has entendido varias de las  cosas que antes parecían ser demasiado problemáticas en la relación.

No fue hasta que deje de pensar como yo, y me puse en los zapatos de mi esposo, que deje de recibirlo con un sermón de recriminaciones quejándome porque venía muy serio, enojado y  decidía dejar de hablarme sin yo tener siquiera la culpa.

Resulta que yo estaba cómodamente en casa y el venia todas las tardes lidiando con el tráfico, la lejanía de su oficina, los problemas de trabajo y muchas cosas más, mismas situaciones que hacían que al llegar a casa se sintiera tan colmado que lo único que deseaba era tener unos minutos de paz para olvidar lo que había tenido que vivir afuera, y en lugar de encontrar a una esposa tolerante y paciente encontraba a alguien que creía que su mal genio era producto de que él estaba enojado conmigo y esto hacia que recriminara hasta el cansancio.  Cuando entendí lo que estaba ocasionando, hice un cambio en mi manera de ser, empecé a ponerme a diario en sus zapatos, y deje de quejarme y en lugar de eso callaba esperando el momento en el que él deseará hablar y retomar la calma en casa, esto sucedió rápidamente, su cara cambiaba al entrar a casa, los problemas se quedaron atrás porque ya sentía la calma que necesitaba y todo esto gracias a este ejercicio tan poderoso.

Paso #4.  Recuerda que no eres perfecto y todos tienen derecho de ser y pensar diferente: No pidas perfección cuando tú tampoco eres perfecto, todos como seres humanos tenemos virtudes y defectos esto es lo que nos hace únicos e irrepetibles, y es por ello que cuando te sorprendas a ti mismo exigiendo demasiado a tu pareja, comiences a notar que tú también tienes tus defectos mismos que quizás pueden sacarle más de una cana a quienes traten contigo, por ello mantente consciente de que todas las personas son diferentes y tienen diferente forma de pensar y de ser, por lo tanto habrán discordancias en determinados temas.  Esto no tiene que convertirse en motivo de pelea o de pasar malos ratos, más bien puede ser una oportunidad para trabajar en el desarrollo de la tolerancia y la paciencia que te ayudará a tener una mejor relación amorosa basada en la armonía.

Paso #5. Comienza a hacer un plan para implementar cambios en tu relación en donde la paciencia y tolerancia hacia el otro sea evidente:  Una vez que hayas trabajado en los pasos anteriores, estoy segura que habrás notado grandes cambios en tu manera de ver la vida, al ponerte en los zapatos de tu pareja te darás cuenta que hay asuntos en los que puedes comenzar a ser un poco más condescendiente y habrán otros que todavía no te convencen del todo y que podrás poner en la mesa de diálogo para llegar a un acuerdo en el que las dos partes resulten satisfechas y ampliamente beneficiadas.  Sin embargo para que tengas éxito con este asunto de desarrollar en ti la paciencia y la tolerancia es necesario que hagas un plan que te permita incluir regularmente nuevas estrategias y probar métodos que te ayuden a mejorar en ese aspecto que te permitirá también lograr resultados positivos por parte de tu pareja, para ello trabaja con los ejercicios que te he mencionado en este artículo, cultiva el dialogo, usa ejercicios de respiración cuando sientas que la impaciencia esta por apoderarse de ti, etc.  Incluye todas estas recomendaciones en tu plan a implementar y te auguro grandes éxitos y resultados sorprendentes en tu relación.

Si deseas recibir mi ayuda personalizada mediante un coaching privado te invito a  enviar t aplicación dando clic aquí

La verdad acerca de la ley de atracción y los corazones rotos

 corazonrotoMis seguidores del portal psicoamor, en su mayoría mujeres me escriben constantemente cuestionando la razón por la cual la ley de la atracción no funciona para ellos.  Algunos tienen mucho conocimiento acerca de esta ley y aplican estrategias para lograr obtener resultados diferentes en el campo de las relaciones pero muchos de ellos en lugar de acercarse a la relación amorosa que desean, se sienten cada vez más alejados de la felicidad amorosa que desean, y otra parte de ellos termina con el corazón roto.

 La verdad acerca de la ley de la atracción y los corazones rotos es que  ciertamente la ley de la atracción ha estado funcionando todo el tiempo sin descanso e incluso cuando tú crees que LDA ha parado a descansar, aún en ese momento sigue funcionado y atrayendo a tu vida justamente en lo que estas enfocado.

Decir que quieres o deseas algo, no implica que lo atraigas a tu vida.

Y esto es algo que muchas personas no han logrado entender, y es por eso que obtienen resultados negativos en su vida.  Te explico:

La ley de la atracción en el amor funciona exactamente igual que en otras áreas, no basta con decir que deseas algo, necesitas vibrar con la misma energía de tu deseo.   Las personas creen que hacer afirmaciones positivas para el amor y repetir una y otra vez determinados mantras mientras sienten en su interior confusión, duda, miedo e inseguridad acerca del tema, va a atraerles resultados positivos.  Una chica que está viviendo una  relación amorosa difícil con un hombre que  se demuestra distante, comienza a sentir aprensión porque el chico se aleja y el temor a perderlo  y a quedarse sola le hace comenzar a sentirse insegura, comienza a centrarse en imágenes mentales de que hay otra mujer o que hay algo mal en ella que esta causando que este chico se aleje y entonces recurre a la ley de la atracción universal que nunca falla y empieza a  pedir que esto no suceda,  que el no se vaya, usa afirmaciones que dicen que todo es perfecto, pero en su interior sigue sintiendo esta duda y este miedo a perderlo que no logra controlar porque su mente sigue enfocada en observar lo que no quiere que sucede, en sentir lo que será su vida si esto que no desea que pase se desarrolle, e incluso escucha el desenlace trágico que tanto desea evitar.  Y su capacidad de ver, sentir y oir las experiencias mentales negativas que tanto teme se vuelven más fuertes que su trabajo con las afirmaciones, con los ejercicios que realiza y es por ello que la vibración que envía esta más en alineación con el polo NEGATIVO  y atrae como consecuencia resultados NEGATIVOS en el  campo del amor.  Y claro termina con el corazón roto.

Este resultado es una evidencia inequívoca de que la ley de la atracción nuevamente a respondido exactamente con la señal recibida, asi que para obtener una respuesta que vibre con el POLO POSITIVO es decir con el resultado que deseas en tu vida, sólo necesitas alinearte perfectamente con la vibración de lo QUE SI QUIERES, y te darás cuenta que el amor en tu vida será un área más sencilla de vivir de lo que crees, y comenzarás a vivir justamente los resultados grandiosos que deseas.  Si quieres que te lleve de la mano para atraer el amor que deseas con la fórmula de 4 pasos que yo misma cree para atraer a tu vida el amor que deseas, mismos pasos que me llevaron a alinearme con el hombre que soñé y que me han permitido mantenerme junto a él felizmente por casi 14 años entonces te invito a aplicar para una sesión valorativa GRATIS para que veamos si estas lista para comenzar un coaching privado para el amor, aplica aquí.