Tip #4 de: Cómo comunicarte con tu hombre

Con esta entrada cerramos la serie de tips que he estado compartiendo contigo en este tema tan interesante que es la comunicación efectiva con el hombre que amas, espero que lo encuentres interesante, disfrútalo, compártelo y déjame tu comentario si te apetece.

 

Revisa los tres tips anteriores aquí:

Tip 1

Tip 2

Tip 3

 

 

Tip #4. La mayoría de los hombres son lógicos y prácticos por lo tanto les es casi imposible entender nuestra mente emocional y sensible. CONOCELO Y HAZ QUE TE ENTIENDA

 

Esto es algo que necesitas entender perfectamente para así evitarte muchos dolores de cabeza, porque si bien es cierto que a todas nos encantaría que nuestra pareja tuviera la capacidad de percibir el mundo de la misma forma en que nosotros lo hacemos para así poder asegurarse de que nos entienda de forma sencilla y que podamos a su vez entenderle sin mayor complicación.  La verdad es que todos los seres humanos somos totalmente diferentes, pensamos diferentes y esto radica de acuerdo a las costumbres, a la forma en que creció, a las personas a su alrededor, a la educación, entre otras muchas cosas que hacen que una persona vea, sienta, oiga y perciba el mundo de una manera muy particular.

Ahora cuando hablamos de géneros, existen ciertas cosas en común que nos permite sentir afinidad de manera más sencilla con personas de nuestro mismo género, ya que hay ciertas similitudes en la forma de percibir algunos temas, una de las cosas que nos permite sentirnos identificadas entre mujeres es que la mayoría contamos con una mente emocional y sensible mientras que los hombres se inclinan hacia una mente lógica y racional que difiere muchísimo en cuanto a la toma de decisiones y forma de percibir el mundo que tiene una mujer.  Por eso es que los hombres aman sus conversaciones entre hombres y nosotras adoramos la tarde de chicas.  Momento para poder expresarnos y sentirnos comprendidos al 100%.

 

La practicidad del hombre y su continuo análisis lógico de cada situación le permite reconocer de inmediato cosas que para nosotras las mujeres pasarían desapercibidas, para un hombre de mente racional las cosas pueden ser blanco o negro, mientras que para una mujer hay otros colores a tener en cuenta.

Para una mujer las emociones y los sentimientos implican mucho más que un simple análisis racional de las circunstancias, esto quiere decir que los hechos pueden parecer muy claros, pero al revisar minuciosamente los sentimientos involucrados, una mujer puede encontrar otros caminos o posibles respuestas a lo que un hombre no le ve pies ni cabeza.

 

El eterno problema entre hombres y mujeres continuaría toda la vida si estuviésemos tratando de convencernos los unos a los otros de mirar el mundo desde nuestra propia óptica.   Un hombre no quiere verlo de otra forma, para él su forma de ver el mundo es perfecta y es la única valedera (En su mente así lo piensa) esto significa que no tiene por qué cambiar además su mente racional no deja mucho espacio a ciertas posibilidades, esto implica que se le dificulta mucho ver el mundo desde otra óptica distinta, su mente lógica le hace parecer imposible el simple hecho de que exista esa posibilidad.

Para una mujer resulta frustrante que se le pida que deje a un lado sus emociones y comience a ver las cosas de forma fría y cruda. No es que no sea capaz, simplemente esto le frustra y se negará a hacerlo a menos que encuentre una ventaja para hacerlo. Hacerlo porque sí, parecería ser una petición a dejar de ser la persona que es para pasar a ser otra persona distinta y la mera idea le resulta ofensiva y deprimente. Pero esta sensación durará hasta que encuentre la ventaja.

 

Sin embargo, el mantenerse en esa tónica en donde permanece la lucha por quién va a ceder y quién es el más fuerte sólo hace que las personas implicadas vivan frustradas e insatisfechas.

Yo pienso que el simple hecho de saber que cambiar la forma en que te comunicas con tu hombre va a permitirte conseguir más de lo que quieres y menos momentos de frustración es una ventaja grandiosa.   Basta con eliminar la creencia de que ceder y cambiar significa bajar los brazos o aceptar que perdiste. Y comenzar a verlo como una forma de negociación para lograr la felicidad en tu relación, para que ya este cambio valga la pena.

 

Hermosa mujer, sabes perfectamente que somos unas reinas con el poder de conseguir cualquier cosa que deseemos. Contamos con ese don, y ningún hombre tiene esa misma capacidad que tú posees.   La manera de conseguir lo que quieres con tu hombre racional no tiene de ninguna manera porque ser una tortura, no tiene por qué ser una lucha de poder y no tiene por qué significar para ti, perder la guerra.

En primera porque necesitas tener claridad acerca de que vivir una relación amorosa es una bendición que está ahí para disfrutarse, que amar y compartir en pareja se trata de abrirse a conocer y darse al otro, aprender a convivir, crecer y enseñarle también la parte que necesita.  Entonces comunicarte con tu hombre es trabajar para lograr entendimiento y comprensión y no luchar para ser escuchada, para ser tomada en cuenta o para sentirte importante.  Porque la verdad es que eres tú quién tiene que saber desde ya y sin ayuda que eres importante y que necesitas aprender a hacerte escuchar usando esa forma sutil y maravillosa que tienes para conseguir lo que quieres, aunque esto pueda parecer para tu hombre que fue él quien tomó la decisión o quien domino los términos del acuerdo.   Tu sabes que simplemente decidiste dejarlo pensar que así fue a cambio de conseguir lo que querías.

El poder a ti no te interesa, ser la más fuerte o ganar una batalla tampoco, tú no necesitas reafirmar tu ego, quizás para tu hombre esto sea algo que le importe, puedes entonces darle gusto de vez en cuando decidiendo cuando tú lo creas conveniente que puedes ceder y evitar discusiones inoficiosas.

Haz uso de tu sensibilidad para entender lo importante que es para él esta serie de detalles y elige mover ciertas fichas, ceder un poco, agregar algún detalle de tal forma que al final los dos consigan salir victoriosos y felices con los acuerdos obtenidos.

 

Conoce a tu hombre, date cuenta cuál es su forma particular de demostrar que te ama, analiza la forma que tiene de pensar y una vez entendiendo eso trata de hablar en su propio lenguaje.   No se trata de dejar ser tú, se trata de seguir siendo tú al ponerte en los zapatos de tu pareja para entenderlo y así lograr comunicarte con él de forma más efectiva.   Tú estás más capacitada para comprenderlo y una vez que lo logras entonces puedes expresarte en su idioma para lograr que de esa forma tu relación sea mucho más placentera y feliz.

  

EJEMPLO:

Después de una jornada extenuante de trabajo tu hombre maneja hora y media a casa en el incesante tráfico, con el cansancio, las dificultades del día en la mente y lo único que desea es llegar a casa, sentarse a descansar, tener un momento de tranquilidad y paz antes de ponerse en modo distinto.

A su vez la mujer que trabaja en casa, se ocupa de sus cosas personales, la familia, los quehaceres, los niños se siente cansada, extenuada, con problemas con los pequeños y lo único que desea es contar con su pareja para contarle todo lo que paso durante el día con el fin de sentirse escuchada y apoyada, además desea un momento de mimos para sentirse amada.

 

El escenario normal es que el hombre llega a casa y no ha terminado de descargar sus cosas en la mesa cuando la mujer le lanza su historia del día llena de momentos difíciles, estrés y caos.   El hombre extenuado por todo lo que ha tenido que pasar durante el día se siente abrumado por más problemas y responde de mala manera, la mujer se siente herida e incluso humillada y al final estalla una discusión que termina en no dirigirse la palabra.

¿Quién tuvo la culpa?  Ninguno y ambos.

Ninguno sabía que estaban hablando en diferentes idiomas.

Ambos estaban conectados en su propio modo particular de ver el mundo e incapaces de ver otra forma efectiva de comunicarse.

 

MEJOR ESCENARIO CON COMUNICACIÓN EFECTIVA

 

La mujer sabiendo que se acerca la hora de llegada de su hombre, se pone en sus zapatos mentalmente unos minutos y sabe lo que el deseará en cuanto llegué.  Esta dispuesta a cederle ese momento con el fin de conseguir también ser escuchada, mimada y lograr que ambos tengan un resultado positivo.

 

Hombre:    Hola amor ya llegué, estoy extenuado voy a descansar un momento mientras veo la tv.

 

Mujer:  Hola amor, que bueno que ya estás en casa, hay cosas que deseo contarte, pero será luego de que cenes y descanses un poco.  ¿Te parece bien?

 

Hombre   Esta muy bien, ahora me lo cuentas.

Durante ese tiempo la mujer le permite que descanse y se sienta feliz de estar pacíficamente en casa y una vez que le ha dado ese tiempo y le ha adelantado que tienen una conversación pendiente, Él ya se dará el tiempo para escucharla de manera que la situación se vivirá de forma tranquila.

Te invito a preparar el mejor año de tu vida haciendo uso de mi video clase:   “Cómo representar, sentir y experimentar cualquier cosa que quieras con eficiencia para materializarla en tu mundo objetivo más fácilmente” 

Evita perderme la pista,   Suscríbete al boletin psicoAmor y recibe gratis recursos valiosos además de ser el primero en enterárte del nuevo lanzamiento de este desafio y todas  las novedades aqui

 

Suscríbete a mi canal de Youtube  

 

Sigueme en mi Fanpage de Facebook

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s