Mitos de las relaciones de pareja: 6 Creencias que no te permiten vivir una vida amorosa sana (Parte 1)

miedo2En este artículo quiero compartir contigo 3 de 6 creencias que en mi humilde opinión no permiten que la gente disfrute al máximo una vida de pareja y que pueden convertirse en motivos por los cuales se sientan infelices la mayoría del tiempo, esto es lo que he aprendido a travéz de mi propia experiencia y con mis clientes.  Hacer algunas transformaciones en la forma en la que vemos la vida, e intentar abrir nuestra mente a otras ópticas suele resultar renovador y beneficioso.

Creencia 1.      Una relación amorosa te dará la felicidad que te hace falta:  Esto es una creencia errónea, nada ni nadie te puede ofrecer la felicidad que te hace falta, la felicidad  es algo que está a tu cargo y no a cargo de una relación amorosa, de determinada situación ni de una persona en específico.  La felicidad es algo que está dentro de ti y de lo que te haces cargo personalmente, cuando buscar la felicidad afuera, y crees que tener una relación te hará sentir la felicidad que no logras sentir contigo mismo, te engañas  y esto te hará sufrir.  Porque iras buscando afuera lo que no has decidido ver dentro de ti, porque sigues dejando en poder del exterior tus emociones y sentimientos.

Cuando decides que algo afuera de ti tenga el poder sobre lo que te hace  sentir la felicidad  estás perdiendo tu poder personal.  Para experimentar la felicidad en una relación amorosa necesitas sentir esa felicidad interna dentro de ti, necesitas salir del estado en el que crees que el exterior tiene más poder sobre ti que tú mismo, tienes que estás dispuesto a hacerte cargo de tu felicidad y ser 100% responsable de ello.  Una vez que seas feliz contigo mismo y sepas que estas a cargo de tu vida, tus emociones, sentimientos y elecciones entonces una relación amorosa podrá venir  a aportarte una forma más para experimentar la felicidad que ya estas experimentando al estar a cargo de tu vida y decidir compartir esta felicidad con esa otra persona.

Creeencia 2.      Tu pareja tiene la obligación de hacerte feliz:   Craso error, de nuevo dejamos el poder en el exterior, y nos hacemos víctimas de las circunstancias, de las personas, de las cosas.  Nadie excepto tú mismo tiene el poder de hacerte feliz o infeliz.  Más bien tú decides como vas a sentirte con respecto a lo que tu pareja haga o deje de hacer.  Se nos ha enseñado a tener demasiadas expectativas acerca de la gente, sobre todo  estas expectativas están plagadas de lo que en lo personal creemos que es una relación amorosa perfecta, idealizamos la relación y esperamos que la persona se comporte de determinada manera para demostrar el amor, hable de determinada manera porque es lo que se considera correcto en una relación perfecta, y cuando la persona no encaja en toda esta idealización entonces se convierte en el sapo que nadie quiere, deja de ser el príncipe azul simplemente porque no actúa siguiendo ese modelo.  La persona entonces deja de hacerte feliz, ya no está cumpliendo con su parte, sin embargo, la verdad es que cada persona es diferente, piensa y ve la vida de manera diferente, la forma que tu tienes de demostrar amor no tiene por qué ser igual a la de tu pareja, y el hecho de que el no se comporte de determinada forma no quiere decir que te quiera más o menos.  Por otro lado, la responsabilidad de hacerte feliz no tiene por qué recaer en tu pareja, esta es una tarea titánica sobretodo sabiendo que cada quien ve y siente las cosas diferentes, por ello , la única persona que sabe perfectamente lo que le hace o no feliz eres tú, y el peor negocio que puedes hacer es dejar esa responsabilidad en manos de tu pareja, o peor aún, pretender que adivine lo que a ti te hace feliz.

 Creeencia 3. Tu estado de ánimo depende de los detalles y actitudes de tu pareja: Error garrafal nuevamente, eres dueño y señor de tu vida.  Por lo tanto responsable de los resultados que obtienes.  Las elecciones que has tomado definen lo que vives, y si te estas sintiendo infeliz porque tu pareja no tiene detalles ni actitudes determinadas la verdad es que las expectativas que has guardado por decisión propia son las responsables de tu estado de ánimo negativo.  Cuanto menos esperas mejor te sientes, porque no dejas el poder al exterior, sino que te haces cargo de tus decisiones, por ejemplo, hoy puedo decidir que la actitud de mi pareja es la mejor actitud del mundo y me encanta y me siento feliz con ello, sin embargo si no me permito creer que él tiene que ser siempre de la misma manera para que yo me siga sintiendo bien, y tengo perfectamente claro que las cosas pueden cambiar en cualquier momento,  y vivo el ahora sin condicionamientos entonces tengo mi mente abierta a no darle poder a nada ni a nadie sobre mis estados de ánimo, sino que soy yo quien decide cómo me siento ahora.   A lo que voy es que puedes sentirte lastimado, herido, por las cosas que suceden, es perfectamente normal, es parte de la vida.  Sin embargo también puedo decidir hasta qué punto esto que me está lastimando le voy a permitir que me afecte y hacer algo para transformar mis emociones.

Cuando estaba en la postura en la que le daba poder a mi pareja sobre mi felicidad, esperaba que el supiera exactamente lo que me haría feliz en dia de mi cumpleaños, fantaseaba con determinada declaración de amor, invitación romántica y regalo perfecto.  La verdad era que el no era ni la mitad de romántico de lo que yo deseaba en mis fantasías, sus detalles no me hacían sentir como yo quería y a pesar que hacia su mejor esfuerzo no era suficiente, hasta que entendí que su forma de amar era muy distinta a la mía, y me interese por conocerlo en serio, aprendí a valorar lo que antes no veía y decidí hacerme cargo de mi felicidad y hacerlo participe de ella, le dije todo lo que deseaba y le comunique como me gustaría tal o cual cosa, nunca más volví a pasar por sentirme herida o dolida, deje de esperar  y comencé a notar como sus detalles se daban espontáneamente, sin presionar, y por su cuenta…Y eso paso cuando decidí sentirme feliz por mí misma y sin culpar a mi pareja de mi estado de ánimo bueno o malo.  Sino más bien verlo como un participante más que comparte a mi lado la felicidad que yo misma creo.

 

En el próximo artículo hablaremos de 3 creencias más que no permiten vivir una relación amorosa sana.  No te la pierdas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s